domingo, 21 de noviembre de 2010

En tres años podría eliminarse visa canadiense

El embajador de México en Canadá destacó que actualmente el Parlamento de aquél país está analizando una reforma al sistema de refugio y una vez que entre en vigor la nueva ley, México estaría en condiciones de insistir en el tema de las visas.

Será en dos o tres años cuando pueda eliminarse la visa canadiense para ciudadanos mexicanos, consideró el embajador de México en Canadá, Francisco Barrio Terrazas.
Destacó que actualmente el Parlamento de aquél país está analizando una reforma al sistema de refugio y una vez que entre en vigor la nueva ley, México estaría en condiciones de insistir en el tema de las visas impuestas el año pasado.
“Vemos que pudiera estar ya dando resultados pues por ahí de dos a tres años, es donde vemos viable, donde vemos realista que pudiéramos ya conseguir que se revierta la decisión”, mencionó.
En el marco de la XVII Reunión Interparlamentaria México-Canadá, la cual se lleva a cabo en la Cámara de Diputados, indicó que si bien el trámite se ha flexibilizado y se ha reducido de 25 a 8% las solicitudes de visas rechazadas, esa cifra sigue siendo alta.
Comentó que la imposición de visas repercutió en los servicios turísticos de ese país de América del Norte, pues en el año 2008 el flujo de turistas mexicanos fue de 250 mil, y en 2009, después de las visas, bajó a menos de la mitad y este año probablemente esté arriba de los 100 mil.
Sobre las alertas que emitió el ministerio de Relaciones Exteriores canadiense para que sus ciudadanos tengan cuidado al viajar a México por los índices de inseguridad, Barrio Terrazas expresó que esas advertencias no han atemorizado a los turistas de Canadá.
Por su parte la legisladora de Canadá, Elizabeth Marshall aseguró que las inquietudes de su contraparte mexicana sobre las visas y la posibilidad de ampliar el número de empleos temporales en su país, las presentarán ante el gobierno de Canadá, que es quien puede decidir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada