domingo, 10 de octubre de 2010

Estereotipos

Los aceptamos, los adoptamos y los utilizamos, Los estereotipos. Pero… ¿Qué es un Estereotipo? Según el diccionario de la real academia española es “una  imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable.” En la actualidad existen muchos estereotipos que se deben a diferentes características como son la clase social, edad, religión, etnia y sexo. Sin duda alguna, se puede decir que se encuentran en todos lados y los existen de formas diferentes, como son los de moda-estilo, racistas, entre algunos otros.

¿Sus principales formas de difusión? Los medios de comunicación y es que estos lo pueden todo, son una fábrica de sueños, crean personajes ficticios, estereotipados para luego venderlos a la sociedad y los existen para cada tipo de persona: mujer, hombre, niño(a), rico, pobre, ama de casa, taxista, jefe ejecutivo, secretaria, etcétera, etc. Te muestran y te dicen cómo vivir, como pensar, como vestir y hasta como ser. Aunque cabe mencionar que no son la única forma en que pueden llegar. Los estereotipos también se pueden imponer por parte de la familia, amigos, conocidos, etc. De hecho la familia impone demasiado en esto de los estereotipos, bien portado, mal portado, y hasta en algunas ocasiones en la forma de pensar. Y es que nacemos, nuestras familias saben de nuestro sexo e inmediatamente comienza todo: si el recién llegado es niña se le vestirá con ropas rosadas y su dormitorio se pintará con colores similares y sus repisas tendrán muñecas y peluches; si el bebé es chamaco se le vestirá con colores celestes y sus juguetes serán desde ese momento autos de juguete, legos, rompecabezas, etc.
Así todas las personas, casi por instinto, tratamos en algún momento de nuestras vidas encajar en alguna clase social o grupo y para ello se hace necesario cumplir con los requisitos necesarios para llegar a establecerse en uno, que termina por ser un estereotipo, sin tener  muchas veces en cuenta que son modelos distorcionados de la realidad. Y no nos permiten ser nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada