domingo, 5 de septiembre de 2010

Agarran a la Barbie

La policía Federal aprendió a Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, uno de los principales lugartenientes del extinto Arturo Beltrán Leyva.


La información, que fue dada a conocer primero por el periodista José Cárdenas en su programa de noticias de Radio Fórmula, fue confirmada hace unos momentos por la oficina de comunicación social de la Secretaría de Seguridad Pública desde la ciudad de México.

El operativo de captura de Valdez Villarreal se habría llevado a cabo entre los estados de Morelos y Guerrero.

De origen estadunidense, pero afincado en Nuevo Laredo, Tamaulipas, la Barbie, se inició en el mundo de la delincuencia como bandolero y golpeador, a finales de los ochenta. Su corpulencia física y su violencia pronto lo convirtieron en un personaje temible dentro y fuera del estado, de donde tiempo después emergió para convertirse en uno de sicarios más poderosos del narcotráfico.

Poco después de cumplir 18 años, fue encarcelado en Estados Unidos, acusado de daños, pero recobró la libertad. Famoso como conquistador de mujeres, “La Barbie” es ampliamente conocido en Monterrey, donde a menudo se le veía en bares rodeado de chicas universitarias.

Según la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/106/2005 y datos obtenidos de investigaciones realizadas por el Ministerio Público Federal sobre el cartel de Sinaloa, Valdez Villarreal empezó a movilizarse entre Nuevo Laredo y Monterrey, territorios que, a la postre, mantuvo bajo sus dominios. Entre 1998 y el año 2000, la Barbie conoció a un personaje que vio en él al sicario ideal por su grado de violencia: Arturo Beltrán Leyva, el Barbas.

Después de la muerte del jefe del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en Cuernavaca, Morelos, en diciembre pasado, se dijo que la Barbie se había separado del cártel para trabajar por su cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada